Tecnología para reducir costos logísticos

    Las industrias minoristas y del retail aceleran su crecimiento con el boom del comercio electrónico por lo que requieren de herramientas para la administración de almacenes y la distribución de la última milla. Jorge Reyes, senior Solutions Advisor de Blue Yonder, explicó que con la pandemia muchas de estas industrias han tenido que implementar en tan solo un par de meses Sistemas de Administración de Almacenes (WMS por sus siglas en inglés) y Sistemas para la Administración de Transporte (TMS) para poder reaccionar de manera inmediata a las demandas del mercado y reducir sus costos logísticos. De acuerdo con el directivo, dicha tendencia está acelerando el uso de herramientas para la administración del transporte de última milla, con el objetivo de evitar que los costos logísticos relacionados al ruteo para todas esas entregas se eleven. Ya que estas herramientas (TMS) contribuyen a optimizar rutas y pedidos, tomando en cuenta variables como capacidades de los equipos y tiempos de tránsito, entre muchos indicadores más.

    “Los costos logísticos en las entregas de última milla se han incrementado en diferentes niveles, sobre todo para aquellas empresas con entregas al día siguiente y para las que no están preparadas con esta tecnología. Por eso deben buscar sistemas para el control de almacenes que les permita recibir pedidos de diferentes fuentes, para que en el momento en que llega el repartidor, el paquete ya esté listo”. En este punto, dijo, la herramienta Luminated Commerce permite administrar de manera eficiente, da una visibilidad completa de todo el inventario existente y determinar desde donde conveniente enviarlo, si desde un almacén principal, una tienda o si es preferible hacer una transferencia entre tiendas, todo esto, tomando en cuenta el inventario. Con ello se minimiza el ciclo completo; es decir, desde que la orden cae hasta que sale del almacén, de la dark store o de la misma tienda hacia su destino. “Así es posible reducir los costos logísticos de almacenaje y transporte entre un 20 a 40 por ciento, dependiendo de la operación del cliente.

    Además, al mismo tiempo pueden cumplir con los niveles del servicio al cliente”. “El almacenaje tuvo un boom con los centros de fulfllilment o dark store en donde pisos o áreas de las tiendas se adaptaron para atender los pedidos en línea. Un boom que continua ya que muchos supermercados siguen transformando algunas de sus instalaciones en puntos específicos de acuerdo a la demanda”, agregó Jorge Reyes. Frente a toda esta tendencia, Blue Yonder ya trabaja en la implementación de tecnología machine learning e Inteligencia Artificial en sus soluciones de Luminated Commerc, WMS y TMS, soluciones que operan en tiempo real mediante algoritmos que toman en cuenta tiempos objetivos para maximizar los recursos.. 

      

    El Financiero / Mayo 2021